Publicado: 1 de Abril de 2020

¿Has sentido alguna vez el placer de una piel recién exfoliada?
Ese momento de mirarte al espejo y ver la piel luminosa, acariciarte la piel y que esté lisa, y suave, es uno de los placeres del momento exfoliación?.

Una vez a la semana, márcate un día para limpiar y renovar tu piel en profundidad.
Es importante que utilices un peeling adecuado a tu tipo de piel. No te olvides del cuerpo e insiste en aquellas zonas más desatendidas como son los codos o las rodillas￰.